El tiempo pasa muy rápido y debemos irnos muchos años hacia atrás para recordar el mundo sin comercio electrónico. Vender y comprar en Internet es algo que está a la orden del día, y es que cada vez son más los consumidores que optan por realizar sus compras online.

Razones por la que las personas usan el comercio electrónico

Es cierto que es una herramienta que hace perder esa relación de experto con comprador interesado, ya que la mayoría de las veces es el propio comprador quien se pone a investigar hasta casi convertirse en un experto a la hora de comprar online. Evidentemente esto es una contra del comercio electrónico, pero ¿Cuáles son las razones principales que llevan a las personas a comprar en Internet?

Comodidad

La principal razón por la que los consumidores compran online es la comodidad. Poder comprar desde el sofá de casa, de camino al trabajo, o en cualquier momento de una noche de insomnio provoca que sea muy sencillo realizar una compra. El no tener que desplazarse o esperar colas para entrar, colas para que te despachen, colas para pagar o colas para salir ha hecho que muchas personas prefieran la comodidad de comprar en unos clics antes que acudir a una tienda física.

Aunque esto ya era una práctica habitual hace unos años, desde el año 2020 cuando se realizó el confinamiento a causa de la pandemia, mucha gente comenzó a comprar online dado que no tenían otras posibilidades de comprar algunos productos. Esto también supuso un boom para comerciantes que vieron como un canal de distribución que tenían bajo mínimos cobraba fuerza y se convertía en su principal canal de venta, el comercio electrónico.

La conversión o adaptación del negocio tradicionalmente local al comercio digital es una realizad, y como ejemplo podemos mostrar el de una óptica. ¿Qué podemos comprar online en una óptica?. La óptica Mil y Una Gafas nos da la clave.

Igualmente interesante es disponer de nuestra propia plataforma online para ofrecer nuestra comida a domicilio de forma cómoda y sencilla para el usuario, como el caso de la Pizzería Ses Estacions. 

La evolución del comercio electrónico | Vemployed, consultoría de marketing online

Amplia disponibilidad

No nos referimos únicamente al stock disponible, sino a la gran variedad de productos que el comercio electrónico pone a disposición de los consumidores sin salir de casa. Hace bastantes años, si querías comprar varios artículos el mismo día tenías que pasar por la panadería, por la pescadería, por la carnicería o la frutería. Con la llegada de los mercados centrales eso se simplificó porque juntaba a gran cantidad de proveedores de esos suministros en un mismo lugar.

Más adelante la llegada de supermercados, hipermercados y grandes superficies comerciales abrieron aun más estas posibilidades de compra. Los consumidores tenían miles de referencias en una misma ubicación física. A día de hoy, sin variar demasiado la historia, Internet pone a disposición de consumidores de todo el mundo, productos de todo el mundo.

Internet no solamente ha supuesto una ampliación de los conocimientos y la visión del mundo más allá de nuestra ubicación, sino que nos permite conseguir alcanzar muchos de esos productos sin salir de casa.

Poder comprar productos que antes ni podías imaginar que existiesen, y poder hacerlo desde casi cualquier lugar del mundo, ha facilitado que el crecimiento del consumo haya sido exponencial y permita a su vez a millones de empresas de todo el mundo poder abrir sus fronteras para llegar a cualquier punto del planeta con su marca o productos.

Ofrecer a la venta diferentes productos no siempre tiene que ir acompañado de una tienda online. Sin necesidad de montar grandes plataformas digitales podemos indicar mediante diferentes diseños web, los productos que tenemos en venta, y proporcionar un contacto para que nuestros clientes puedan realizar su pedido. Como ejemplo, podemos ver la página de productos de la empresa Cemebal.

La comparación

La posibilidad y facilidad que supone poder comparar el precio de un mismo producto o varios productos similares en el mismo momento, supone una gran ventaja respecto al comercio físico. Evidentemente es uno de los principales puntos a favor del comercio electrónico. Esta es la causa por la que muchos negocios físicos vieron caer sus ventas cuando la gente se acercaba a ver el producto físicamente pero luego lo compraba por Internet.

Esto provocó que en muchas tiendas, como las de ropa por ejemplo, se prohibiese incluso entrar con el móvil, o hacer fotos a prendas o etiquetas de precios. Finalmente muchos de ellos acabaron sucumbiendo. O bien terminaron cerrando ante la presión de la competencia digital, o tuvieron que subirse al barco de poder vender sus productos en Internet.

Este reto podemos convertirlo en una ventaja, pues si un producto tiene demanda y es buscado en la red o en las tiendas físicas, es probable que no todas las tiendas dispongan stock, o que simplemente ofrezcamos un valor añadido en la nuestra, como puede ser la rapidez de entrega, la atención al cliente o ediciones especiales para coleccionistas, como en la tienda de discos Wear And Music.

La evolución del comercio electrónico | Vemployed, consultoría de marketing online

La información

Hablábamos al principio de que ahora nos convertimos en expertos a la hora de comprar. Antes de adquirir algún producto vemos opiniones, reseñas, información técnica, vídeos y comparativas. Cuando conseguimos tener el producto en nuestras manos ya no tiene secreto para nosotros. Antes esto era impensable, y tenías que fiarte de la profesionalidad del experto o experta que te estaba vendiendo físicamente.

A día de hoy, la confianza en la cantidad y calidad de las reseñas es tan alta que supone un factor fundamental en la elección de comprar de un producto. Por esta razón, se ha tenido que transformar la calidad del servicio tanto en la fase previa, como en la postventa.

Muchas plataformas de venta por internet lo saben y trabajan a diario para gracias a la calidad y a un esmerado servicio posventa obtener reseñas de calidad que les distingan de su competencia. Cuando se consigue podemos aprovechar para hacerlo notorio en la página web o aplicación online, como el caso de Merchaspain 

 

Otros factores determinantes

La posibilidad de pagar de diversas formas diferentes como tarjeta de crédito, transferencia bancaria, contrareembolso, pago fraccionado o Bizum, han dotado al comercio electrónico de un gran poder de cierre de venta. La facilidad de elegir dónde te envían el paquete, de poder cambiarlo si no era lo que esperabas o estaba defectuoso o el poder tener acceso a promociones y descuentos al instante son otro factor principal para el fomento de la compra en Internet.

 

Un paso evolutivo

No es que el comercio electrónico sea algo nuevo de hace dos años, lleva mucho tiempo entre nosotros. Hace más de 10 años ya comenzaban a aparecer de forma masiva las pequeñas tiendas online entre los negocios. Sin embargo, si tenemos en cuenta que uno de los gigantes del comercio electrónico como Amazon nació en el 1994, estamos hablando de prácticamente tres décadas de historia hasta la fecha.

La desconfianza, la inseguridad por poner los datos de la tarjeta en una web, o la preferencia por el comercio de cercanía, supusieron que no avanzara más rápidamente durante todos esos años. La necesidad así como la globalización han contribuido a que cada vez más gente haga sus compras en Internet.

Quienes piensan que la venta online supone una desventaja para el pequeño comercio o el de proximidad, están ligeramente equivocados. A día de hoy hay multitud de opciones para poder tener un canal de venta por Internet. Desde marketpalces, aplicaciones específicas hasta la realización de una tienda online propia. Todas estas herramientas, facilitan que casi cualquier negocio pueda realizar su transformación digital y competir a su manera con el resto del mundo.

 


Vemployed es una consultoría de marketing especializada en el desarrollo de comercio electrónico. Ofrecemos soluciones completas de desarrollo web, tiendas online o ecommerce y posicionamiento.

Contactar

FORMULARIO DE CONTACTO

    Su nombre (requerido)

    Su e-mail (requerido)

    Empresa (requerido)

    Teléfono de contacto (requerido)

    ¿Cómo nos ha conocido?

    ¿En qué cuál o cuales de nuestras áreas podemos ayudarle?

    Asunto

    Su mensaje



    Introduzca los datos solicitados.