Antes que nada dejemos una cosa clara, puede que compremos artículos para venderlos a terceros, o puede que ofrezcamos servicios de asesoría o consultoría. Da igual, todos somos proveedores y clientes a la vez. Por lo tanto, estamos sujetos a los mismos principios éticos y de buenas conductas y relaciones con nuestros proveedores y clientes.

 

El empresario ¿Nace o se hace?

Parece obvio que una buena relación con los proveedores y clientes es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro negocio. Lamentablemente no siempre mantenemos esta relación como debiéramos, muchas de las veces de forma inconsciente, y muchas otras por falta de equipo profesional o formación empresarial.

Hay una pieza clave y vital en todo negocio, que no es común entre los mismos negocios del sector e incluso de la zona. Sí, hablo del empresario. Crear un negocio o empresa no nos convierte de forma automática en empresarios, más aún si no hemos estudiado ninguna carrera o tenemos estudios mínimos relacionados con el mundo empresarial.

No es complicado averiguar, que el tejido empresarial de nuestro país no es la de grandes fábricas productoras de infinidad de productos. No somos un país de megaempresas por doquier, astilleros cada 20 kilómetros de costa o manufacturas textiles.

La pena es que gran parte de esa industria ya la tuvimos, y como casi toda Europa, la dejamos escapar para ponerla en manos del fabricante mundial, China. Pasamos del antiguo slogan “Que inventen otros” al más reciente “Que fabriquen otros”, pero eso es otra historia.

La realidad es que en España, lo que impera es la empresa familiar, siendo el 89% del total de las empresas. Las empresas familiares son las responsables del 57,1% del PIB. A este dato hay que añadir algo no menos importante, y es que el 16,25% de los trabajadores españoles son autónomos. La mayoría de estos autónomos, el 75%, pertenecen al sector servicios, y por lo tanto seguramente sean proveedores de alguien.

 

Ser emprendedor en España, todo un reto

¿Quiere esto decir que por el hecho de no haber recibido formación académica no deberíamos montar un negocio? ¡Por supuesto que no! No es indispensable tener la carrera de ciencias económicas, grados de dirección y gestión de empresas, para ser un emprendedor de éxito. El mundo empresarial está lleno de ejemplos, aunque evidentemente no es lo normal.

Cómo relacionarse con los proveedores y clientes |Vemployed, marketing en Mallorca

Es imposible que tengamos plenos conocimientos de todos los campos que entran en juego a la hora de gestionar un negocio. Ya sea el marketing, las finanzas, las contabilidad, la producción, o la logística, son muchos los campos dentro de una empresa. Por lo que si queremos triunfar en nuestro complicado camino empresarial, debemos rodearnos de los mejores profesionales en cada uno de esos y otros campos. A ser posible, lo ideal es que además cuenten con suficiente formación y experiencia en nuestro sector.

 

Pero ¿Y el tema de la relación entre proveedores y clientes?

Volviendo al título de este artículo, ¿Por qué lo titulamos cómo relacionarse con los proveedores y clientes? Puede que debido a la falta de formación, o a la desidia de muchos años como empresario que nos han hecho relajarnos, obviamos que estamos entre dos grupos de los que depende nuestro negocio. Por un lado, los proveedores que nos facilitan el producto de calidad al mejor precio y condiciones de mercado. Por el otro lado, los clientes que nos lo compran a nosotros, en base a esas mismas condiciones.

Nunca hay que olvidar que los clientes comparten lo que opinan de nuestra empresa y sus productos con otros posibles clientes, haciéndonos una de las mejores publicidades que existen, pero nuestros proveedores también lo hacen entre otros clientes y entre proveedores de su sector. Si esa publicidad es mala, el daño para nuestro negocio es doblemente malo.

Cuidar de ambos nos proporciona una serie de ventajas que ayudan al éxito de nuestro negocio, pero ¿cómo podemos saber si estamos haciéndolo bien? Pues hay una regla bien sencilla:

 

“Tratemos a nuestros proveedores y clientes como nos gustaría que nos trataran a nosotros”

 

Por ello, no viene de más hacernos una serie de preguntas a modo de auto-test:

  • ¿Respondo con rapidez a las dudas que me plantean?
  • ¿Realizo mis pagos con la celeridad con que la me gusta cobrar a mi?
  • ¿Respondo o hago acuse de recibo a las propuestas y presupuestos que me envían?
  • ¿Pongo pegas a solicitudes que en realidad no me suponen un gran problema?
  • ¿Me preocupo por saber el grado de satisfacción real con los diferentes departamentos de mi empresa? o ¿Me guío por mis propias percepciones?
  • ¿Dispongo de un canal de atención al cliente? ¿Me tomo tiempo en auditarlo?

 

Resumen en la relación entre proveedores y clientes

Como hemos podido observar, son pocas las cuestiones que tenemos que controlar para saber si estamos actuando correctamente. Sin embargo, estas pocas cuestiones pueden poner en jaque a nuestra empresa si no las realizamos y auditamos de forma adecuada.

 


Vemployed ofrece los servicios de consultoría de marketing a distintos sectores de clientes. Trabajamos con proveedores  de alta confianza para nosotros, para poder ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes. Si necesita nuestra ayuda para gestionar el marketing de su empresa no dude en contactarnos.

Contactar

FORMULARIO DE CONTACTO

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Empresa (requerido)

Teléfono de contacto (requerido)

¿Cómo nos ha conocido?

¿En qué cuál o cuales de nuestras áreas podemos ayudarle?

Asunto

Su mensaje



Introduzca los datos solicitados.