Desde hace unos meses nos hemos adentrado más de lleno en el marketing gastronómico, prueba de ello es la relación profesional que mantenemos con la Asociación de Cocineros Afincados en las Islas Baleares (ASCAIB). Hace casi un año comenzaron su andadura y muchos han sido sus avances en tan poco tiempo.

Como nos ocurre con cada cliente, cada vez que nos dedicamos a un proyecto no solo tenemos la obligación de asesorar profesionalmente, sino que además tenemos la oportunidad de aprender, pues cada caso es un mundo diferente y esto nos ayuda a estar actualizados día a día y a conocer mejor cómo funciona el mundo en general.

Hace unas semanas comenzamos también nuestra andadura en la radio, donde tenemos el placer de compartir micrófonos en el programa Miraixo de Radio Balear, conducido por Manolo Manzanaro y bien acompañado por Manu Blanco. Durante sus programas de los sábados realizamos breves indicaciones acerca de marketing gastronómico que iremos reflejando también en nuestro blog para todos aquellos que prefieran leer al sistema radiofónico.

Nuestra primer consejo se dirige al génesis de un proyecto empresarial, pues antes de adentrarse en cualquier proyecto aconsejamos planificar detenidamente cada uno de los aspectos que se van a trabajar para evitar sorpresas posteriores.

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta a la hora de montar un restaurante que funcione?

Ya sea un restaurante, un hotel, un bar, una cafetería o cualquier tipo de empresa con esperanzas de que funcione, necesitaremos dos cosas claves, conocimiento y dinero.

Sin el conocimiento profesional pero con dinero se puede llegar a montar cualquier empresa, pero tendrás que contratar a quien tenga ese conocimiento y ya se sabe que el conocimiento es poder.

Si por otro lado tenemos el conocimiento profesional pero no tenemos el dinero, podemos llegar a emprender muchos negocios, pero nos costará mucho más sacarlos adelante y seguramente necesitaremos una financiación externa que puede provenir de bancos, amigos, familiares, indemnizaciones, etc… Os aconsejamos que tratéis de evitar también los socios capitalistas en la medida de lo posible, y si son amigos aun más ya que corremos el riesgo de perder a ese amigo.

Así pues, si conseguimos tener el conocimiento que nos lo ha dado la formación, la experiencia o una gran combinación de ambas, y por otro lado el dinero necesario para montar un restaurante, toca ponerse a pensar en la idea (y luego veremos si tenemos suficiente dinero para llevarla a cabo).

Marketing gastronómico

La idea original

Antes de comenzar a buscar locales, zonas, proveedores, lo primero de todo es generar esa idea inicial, y para hacerlo debes tener varios aspectos en cuenta y que iremos desarrollando más adelante:

  • Tipo de oferta gastronómica: O lo que es lo mismo, tipo de cocina que realizarás, dulce, salada, temática, etc.
  • Precios: Un aspecto muy importante a tener en cuenta para saber a qué tipo de público irá dirigido tu establecimiento, no es lo mismo un cliente que busca gastar 15 € que el que se puede permitir gastar 300€, y evidentemente esto debe ir acompañado de la oferta.
  • El servicio: En muchos locales es un aspecto diferenciador, a veces incluso más que la comida o bebida que se sirve. ¿Elegirás autoservicio, servicio en mesa, solo en barra? Es importante definirlo desde el inicio para determinar aspectos tan importantes como el local.
  • Localización ideal: No es lo mismo un restaurante en el centro de la ciudad, que en un centro comercial concurrido o en medio del campo, y evidentemente debe estar ubicado en un entorno adecuado a lo que ofrece el restaurante en sí.
  • Estilo: Ya sea en los platos como en la decoración o en la vajilla es importante definir un estilo desde el principio para cada aspecto. ¿Rural, conceptual, moderno, asiático? Es importante que todo esté bien relacionado en estilo porque queda muy raro montar un asador tradicional con lámparas de diseño.

Una vez tengamos esta idea original bien definida dejamos una propuesta. Intenta vender la idea para ver el nivel de aceptación, si tienes éxito podemos pasar al siguiente paso, el desarrollo de la idea en cada uno de sus aspectos.