Mucha gente no conocerá el significado de la palabra “youtuber”, y muchos otros se lo imaginarán.

Explicado de forma sencilla, como nos gusta hacerlo en Vemployed, son aquellas personas que tienen su propio canal de contenidos en la red de vídeos de Google y se dedica a realizar publicaciones periódicamente.

El éxito de su contenido se mide a través de dos parámetros básicos, las visualizaciones y los suscriptores.

Las visualizaciones se computan a partir de determinado tiempo, es decir, no basta con entrar ver dos segundos de un vídeo y que Youtube contabilice como bueno. Ya sabéis como se las gasta el gigante de la comunicación y la información, y lo que pretende es que haya un contenido de calidad, por lo que si el vídeo no es atractivo, los usuarios no lo ven el tiempo suficiente y por lo tanto no lo cuentan como una visualización real.

Así pues, aquellas personas que traten de subir sus vídeos haciendo minivisualizaciones desde aquí les recomendamos que no pierdan el tiempo y lo dediquen a realizar contenido de calidad.

La comunicación en Youtube

Por otro lado hemos hablado de los suscriptores, que vendrían a ser los fieles seguidores de un canal o de un youtuber. A mayor cantidad de suscriptores, mayor popularidad tiene un canal o su propietari@. No es de extrañar, que algunos de los principales canales con más seguidores sean sobre videojuegos. ¿Por qué? Muy sencillo, de entre todos los espectadores de la red, la gran mayoría buscan ocio o tutoriales, por lo que si pretendéis tener millones de seguidores simplemente hablando de vuestra empresa descartadlo ahora mismo si no queréis ver rotos vuestros sueños.

El ocio es el principal motor de la red de vídeos, por lo que canales sobre videojuegos, humor, cocina, viajes o incluso la combinación de todos ellos suelen ser los principales líderes de audiencia.

¿Puede mi empresa colocarse en esos puestos? Es difícil pero no imposible, como casi todo en esta vida. Lo importante es crear un contenido atractivo y original como suelen ser los vídeos virales, aunque estos últimos no te proporciona un ejército de suscriptores, sino más bien una gran cantidad de visualizaciones.

Así pues, otra alternativa, la de siempre, la de toda la vida, es usar los medios de los que disponemos; los youtubers. Muchas de estas personas se dedican íntegra y profesionalmente a su canal de vídeos. No es de extrañar, cuando algunos de los más populares, principalmente en USA, cobran miles de euros por cada segundo de emisión. Y es que la realidad es bien cristalina. Aportan millones de visualizaciones alrededor de todo el mundo y encima lo puedes contabilizar al momento porque las estadísticas son públicas.

Terminamos concluyendo con este consejo. Los tiempos cambian, y los medios también. Una empresa que no innova difícilmente podrá mantenerse por lo que hay que conocer las novedades que atañen al sector empresarial para mantenerse vivo en la lucha diaria de los negocios.