Según los expertos, el marketing como profesión tiene un origen bastante reciente, aunque evidentemente es algo que lleva presente en casi toda la historia de la humanidad. Así mismo el término «marketing» como tal no aparece por primera vez hasta el año 1902, en la universidad de Michigan, y no es hasta 10 años más tarde que se realiza la primera publicación en base a un estudio de los resultados. Algunos problemas en el mercado de distribución aparece en 1912 bajo la autoría de Arch Wilkinson Shaw.

¿Cuáles han sido los resultados de la evolución del marketing?

A través de la historia el marketing ha ido evolucionando, desde ser una mera herramienta para realizar publicidad, hasta convertirse en un ente presente en casi todas las áreas de una empresa. Sin duda, esto no ha sido cuestión de dos días, ya que como todo en esta vida, se ha ido adaptando a las circunstancias de la sociedad. El marketing tradicional se ha ido convirtiendo en una de las numerosas ramas que se trabajan hoy en día en el marketing, quedando casi reducida al branding. Sin embargo, la aparición de las nuevas tecnologías, han permitido tener una rápida visualización del retorno de la inversión realizada, lo que nos ha proporcionado herramientas para poder realizar acciones de marketing más eficaces.

 

¿Qué es el MORE? Marketing Orientado a Resultados

El marketing orientado a resultados, es conocido técnicamente en un su área digital como «performance marketing», pero desde nuestro punto de vista este término es algo complicado de recordar para personas no angloparlantes. Así pues, nosotros preferimos usar la contracción de su composición formando la palabra «MORE» (Marketing Orientado a REsultados), que en inglés significa «más». ¿Por qué hemos decidido denominarlo así? Porque pensamos que basar una estrategia de marketing en MORE, es hacerlo en consciencia con querer conseguir más o mejores resultados en una empresa.

¿Qué es el MORE? Marketing Orientado a Resultados

El MORE se basa en la realización de estudios y análisis del mercado para crear unas estrategias de marketing orientadas a la consecución de resultados. ¿Es esto aplicable únicamente al mundo digital? Por supuesto que no, pero es más rápido, menos costoso y más fácil de medir que en un entorno físico. Entendemos que el marketing no es solamente publicidad, pero que toda publicidad sí debe ser una acción de marketing. Por esa razón, cada acción publicitaria que se haga debe ser medible y cuantificable en menor o mayor medida.

Los medios publicitarios tradicionales como los periódicos, la televisión, las vallas publicitarias, las revistas, etc, son sin duda una gran fuente de visualizaciones, pero generalmente basan sus datos en estimaciones. Hacer una acción publicitaria a nivel físico es como ir a pescar con una red, está claro que algo pescarás, y posiblemente en mucha cantidad, pero ¿es lo que querías pescar? La única forma de saberlo es controlar los resultados obtenidos y una vez cuantificados, evaluar si la campaña ha sido realmente rentable.

Ejemplo práctico

Pongámonos en una situación de que una empresa tiene 5.000€ para invertir en publicidad. Esta empresa decide poner una valla publicitaria en uan zona por la que pasan 10.000 personas cada día. Con este presupuesto, dependiendo de la zona de Mallorca que se elija, puede llegar a contratar unos seis meses de valla publicitaria, por lo que estamos hablando de una campaña de aproximadamente 180 días.

En este tiempo y usando la estimación de 10.000 personas diarias, se puede llegar a pensar que la valal publicitaria la han visualizado 1.800.000 personas, pero debemos analizar correctamente los resultados, teniendo en cuenta los siguientes puntos:

  • La ubicación de la valla publicitaria, concretamente en Mallorca, salvo que sea un lugar como el aeropuerto, difícilmente será visualizada cada día por 10.000 personas diferentes. Esto quiere decir, que realmente la valla no la han visto casi 2 millones de personas, sino que habrá tenido aproximadamente 1.800.000 visualizaciones.
  • También debemos tener en cuenta que en base a su ubicación, no serán exactamente las mismas 10.000 personas que vean la valla cada día, siempre habrá persnas que no pasen cada día por ese mismo punto y personas que pasen por primera vez por esa ubicación, así que tampoco podemos asegurar que solamente la hayan visto 10.000 personas.
  • Dependiendo de la ubicación, si por ejemplo está junto a una autopista, la visibilidad es menor para los conductores que si está junto a un cruce o una rotonda, donde deben permanecer unos segundos parados. Esto quiere decir, que aunque pasen 10.000 personas cada día por esa ubicación, no necesariamente van a ver la valla todos.

Los resultados de la campaña

Al final de la campaña, nos quedan unos datos un tanto confusos basados únicamente en estimaciones, por lo que realmente, antes de poner esa valla publicitaria tenemos que pensar en una estrategia de marketing basada en resultados. ¿Cómo lo hacemos? Poniendo un punto de control en esa acción. Esto se realiza publictando por ejemplo un producto u oferta en concreto que no esté publicitado en ningún otro sitio. Si observamos un incremento notable de la adquisición de este producto o vemos una alta demanda de la oferta publicitada, entonces tendremos unos resultados controlables.

Si al final de esa campaña hemos obtenido como mínimo los 5.000€ invertidos, en ese caso la campaña habrá sido rentable. ¿Habremos ganado dinero? No, pero en el momento en que el retorno es igual al gasto, el beneficio económico es igual a cero, pero habremos obtenido un beneficio publicitario que se habrá convertido seuramente en la llegada de más clientes al negocio, la compra de otros artículos, etc. Si además conseguimos superar el coste de la inversión realizada, además habremos obtenido un beneficio económico que seguramente nos incitará a realizar más campañas de este tipo, pero solo podremos saberlo si analizamos los resultados.

CONCLUSIONES

El marketing orientado a resultados, es sin duda una opción totalmente válida independientemente del tamaño de la empresa. Desde luego, aquellas empresas que no cuentan con grandes presupuestos para realizar acciones de marketing so nlas que deben medir mejor sus acciones para que los resultados ofrezcan uan alta rentabilidad, por lo que es sin duda una opción ideal para PYMES y autónomos.

 


 

Vemployed es una consultoría de marketing especializada en el marketing orientado a resultados o MORE. Ofrecemos soluciones realmente competitivas para quienes buscan unas acciones fiables.

Contactar

FORMULARIO DE CONTACTO

    Su nombre (requerido)

    Su e-mail (requerido)

    Empresa (requerido)

    Teléfono de contacto (requerido)

    ¿Cómo nos ha conocido?

    ¿En qué cuál o cuales de nuestras áreas podemos ayudarle?

    Asunto

    Su mensaje

    Introduzca los datos solicitados.
    Por favor, prueba que eres humano seleccionando el árbol.